Contrata la actitud y entrena la habilidad

| Atul Gawande